“SOÑABA CON MOSTRAR A OTROS LA LIBERTAD ÚNICA E INDESCRIPTIBLE QUE YO SENTÍA AL PASEAR POR EL CAMPO SOBRE MI PROPIO CABALLO”

LA YEGUADA CONCHAYMAR, fundada por Concha Mateu Gippini en el año 1.987 cuenta en la actualidad con más de noventa cabezas de las tres capas características del caballo PURA RAZA ESPAÑOLA. (Torda, castaña y negra).

Durante más de tres décadas “La yeguada Conchaymar” ha ido perfeccionando la morfología y funcionalidad de los ejemplares nacidos en su seno.

Los sementales de “Conchaymar” son el fruto de una rigurosa selección. Se busca para cada hembra el macho idóneo estudiando su morfología, carácter, capa, con miras a la perpetuación de las características raciales conseguidas hasta el momento….

Los nombres elegidos para los potros nacidos en el seno de CONCHAYMAR son todos ellos “Guiños simpáticos y entrañables” al universo paralelo de los cuentos y la literatura infantil, ya que Concha Mateu estuvo vinculada a ese medio durante muchos años, cuya magia está presente en todos y cada uno de los rincones de las fincas de la yeguada.

Nuestras yeguas hijas de campeones y caballos calificados han sido cubiertas por:

Jubiloso, “Hermanos Baones”

Pechil, “Cría caballar”

Idolo ll. Y. La Parrilla

Afable. Manuel Martinez Boloix

Bonito II. Marqués de Borja

Clasico-Mac (Miguel A. Cárdenas)

Genio-Mac (Miguel A. Cárdenas)

Genil-Mac (Miguel A. Cárdenas)

Jabato XLVIII (Y. La Cartuja)

Bandolero LXII (Y. La Cartuja)

Adalid II (Julio Albornos García)

Brujo XXXV (Yeguada Don Virgilio Fdez. de la Vega)

Zafari  (Cría caballar)

Belio (Cría caballar)

Oleaje (Cría caballar)

Doctor XXIV (Mª Fernanda Escalera)

Estimado XV ( Aquilino Moya Espejo)

Alegre LIX  (Antonio Jiménez Velillas)

Impaciente (T. Jauquicoa)

Manchego ARB (Yeguada San Antonio)

Ali Babá (Yeguada Conchaymar)

Brujo LXIX (Yeguada Conchaymar)

Cacique, Hijo del famoso Ermitaño (Pepe Antón)

Uco, cerrado en bocado (Callejones del Duende)

Elmo II (Yeguada Conchaymar)

Harry Potter CYM (Yeguada Conchaymar)

Las yeguas de la Yeguada Conchaymar reciben una esmeradísima atención durante todo el periodo de gestación. El control veterinario y nutricional es exhaustito en todos los casos y se vigilan muy directamente las condiciones ambientales, procurando siempre evitar el estrés de las futuras madres así como su perfecta condición física.

Nuestros ejemplares han demostrado sobradamente no solo sus aptitudes para la doma clásica sino que también destacan por su nobleza y belleza.