NUESTRAS INSTALACIONES

Nuestra yeguada está situada en un lugar privilegiado de la Sierra Norte de Madrid, cerca de El Escorial y  a muy pocos kilómetros de Fresnedillas de la Oliva.

Las instalaciones de la yeguada Conchaymar se encuentran repartidas en seis hermosas fincas nombradas respectivamente con el título de famosas películas musicales. Brigadoon, Magnolia, Camelot, Sonrisas y Lágrimas, etc… en total suman unas 120 hectáreas de terreno cuya mitad son pastos. Además, 20 boxes, caminador cubierto, varias pistas de trabajo, parideras, una nave de control veterinario etc…

Todas las fincas de Conchaymar están destinadas a procurar a sus yeguas, potros y sementales un hábitat amigable y saludable, en el que crecer a la espera de encontrar un propietario final que valore las enormes cualidades del ejemplar, lo integre entre sus prioridades más elevadas y dé continuidad a la vida de amor y cuidados que ha llevado en la yeguada desde su nacimiento.

BRIGADOON acoge las principales infraestructuras que dan soporte a la actividad de cría caballar. Las cuadras principales donde se alojan los sementales, una pista , un picadero redondo,  el caminador mecánico cubierto y un corral dedicado a  ejemplares sometidos a algún tipo de intervención terapéutica o que necesiten más cuidados, como los potros  destetados etc…

MAGNOLIA está dedicada a las yeguas preñadas y a sus potrillos. Allí hay un pequeño sanatorio equino, preparado para atender la visita de los veterinarios y al fondo seis parideras grandes para acoger el alumbramiento de los nuevos ejemplares de la yeguada.

CAMELOT lo destinamos a los potros jóvenes, hay un picadero redondo, varios apartados metálicos para que puedan comer por separado, un almacén para el pienso y forraje y un recinto separado por si hubiera algún ejemplar que lo necesite.

SONRISAS Y LÁGRIMAS  es la finca de mayor extensión de monte bajo. Las briosas potras de uno, dos y tres años se ejercitan y fortalecen su anatomía en las 30 hectáreas de terreno por las que corren libremente. Comen por separado en unos apartados metálicos con techado. Allí también hay un pequeño almacén para guardar el pienso y el forraje.

Las yeguas adultas y las preñadas están en otra de las fincas de 20 Hectáreas de extensión, dividida en varias parcelas con vallado eléctrico,con el fin de poderlas cambiar de sitio para aprovechar mejor el pasto. Tienen allí comederos de pradera con techado y bebederos automáticos.